.

Image and video hosting by TinyPic

LA CASA ROMANA: DOMUS, INSULAE Y VILLAS

Había básicamente 2 tipos de viviendas en las ciudades:
  • Domus o casas unifamiliares de familias ricas con diversas dependencias alrededor de un patio porticado.
  • Insulas (insulae en plural) o edificios de varios pisos donde vivían las clases más bajas en alquiler o propiedad. No tenían agua corriente ni cocina, se hacinaban todos en poco espacio y los materiales eran de mala calidad (eran frecuentes los derrumbes e incendios).


Los más ricos también se alojaban en lujosas villas en las afueras de la ciudad (villae urbanae)

La domus tenía varias partes:
  • Vestibulum (fauces) la entrada a la casa, con puertas que se abrían hacia el interior y una inscripción en el suelo (Cave Canem) para evitar visitas molestas
  • Atrium, un patio rodeado de columnas y habitaciones en cuyo centro se recogía el agua de la lluvia en una piscina en el suelo (impluvium) desde un tejado inclinado con una abertura (compluvium). En una esquina solía haber una capilla (larario) dedicada a los dioses protectores del hogar (lares). Todo estaba decorado con pinturas, estatuas y mosaicos.
  • Cubicula o dormitorios que se abrían al atrio, separados por una cortina y sin ventanas con un mobiliario muy simple (cama, baúl y una lámpara de aceite)
  • Tabernae, habitaciones que se abrían a la calle y que solían tener negocios (sastres, panaderos, tiendas...)
  • Tablinum, que servía de despacho al pater familia (dueño de la domus) como lugar de negocios y reunión
  • Peristilum, en las casas más lujosas, otro patio abierto con jardines (hortus) y columnas al que se abrían otras habitaciones
  • Exedra, una habitación abierta y bien decorada donde se recibía a las visitas
  • Triclinum, o lugar donde comían los dueños de la casa con sus visitas recostados sobre divanes mientras les servían sus esclavos.
  • También había otras dependencias como la culina (cocina), letrinae (aseos) y hasta balnea (o termas) en las más lujosas.